Francesc Font Cot, emprendedor en Nubelo

Posted by in Emprenedors craft

Francesc Font Cot de 31 años, nos explica su experiencia como emprendedor en Nubelo, donde en incorporó en septiembre de 2011. Licenciado en ADE, se define a sí mismo emprendedor como profesión.

¿Nubelo es tu primera experiencia como emprendedor?

No, se trata de la segunda. Hace 7 años tuve una aventura emprendedora muy emocionante, Gimage group (www.gimage.es). Allí gestioné crecimientos brutales (60 empleados en 2 años), decrecimientos, introducción de productos al mercado, gestioné equipos de desarrolladores, y viajé por muchos países haciendo crecer el proyecto. Cometí muchos errores y tuve que aprender a gestionar un negocio en plena tormenta. Esto fue un gran aprendizaje que me está ayudando mucho en esta segunda aventura. Aprendí de todos los errores, y eso ayuda a no volver a coger caminos equivocados  en esta segunda experiencia emprendedora.

¿Cuál fue la primera idea que pasó por tu cabeza para poner en marcha Nubelo?

La verdad es que fueron muchas a la vez. Cuando nos pusimos a hablar con mis compañeros de viaje de montar este negocio, fue un brainstorming brutal. Núbelo tiene un potencial enorme en cuanto a innovación. Siempre habrán nuevas formas de trabajar, pero ahora estamos en un momento clave, en dónde las tecnologías están acelerando estos procesos, y es por eso que cuando te pones a pensar en todas las posibilidades que hay, te vienen mil ideas a la cabeza.

Según tu experiencia ¿Crees que el emprendedor debe tener un perfil determinado?

Sí, obviamente.  Deber ser una persona con mucha perseverancia, que sepa convivir con la incertidumbre con naturalidad(pocos pueden), que tenga grandes inteligencias interpersonales e intrapersonales para tirar adelante y liderar un proyecto. Luego hay otras cosas importantes, como ser un buen comunicador, ser innovador, tener una enorme capacidad de sacrificio… Son tantas las competencias necesarias que es obvio pensar que el emprendedor, por una cuestión estadística de valor esperado, se ganaría mucho mejor la vida trabajando para otros, pero ahí es dónde sale el auténtico perfil del emprendedor, el del que le gusta crear valor por encima de todo, y para ello, emprender suele ser la única via.

¿Cuál es tu función dentro del equipo?

Podría decir que mi función dentro de núbelo es preguntar, preguntar y preguntar. Preguntar a los usuarios como podemos mejorar, hacer preguntas a los empleados que quizá ellos no se hacen para seguir mejorando, preguntar si estos están bien para que puedan aflorar todo su talento, preguntar siempre a todos ellos si las cosas se pueden hacer de un modo más simple… En definitiva, velar para que el equipo de núbelo funcione a la perfección y esto se traduzca en el mejor servicio para el usuario.

¿Cómo te sientes trabajando en un proyecto creado por ti mismo?

Creo que tengo una ventaja sustancial respecto a cualquiera que quiera crear un proyecto por sí mismo, y es que ya lo he vivido con anterioridad. Yo ya soy consciente de los muchos sufrimientos (impensables cuando empiezas), de las subidas y bajadas y del coste personal que ello supone. Pero esa experiencia me ha enseñado a conseguir una situación profesional más equilibrada que en mi primer emprendimiento, menos desgastante pero con la misma ambición, porqué la realidad es que sí, que no hay nada más gratificante que sentir que creas valor, que lo vas crecer y que recibes la felicitación de todos los stakeholders que disfrutan con tu proyecto. A pesar de todo el sufrimiento, merece la pena, tanto en lo profesional, como en lo personal.

  

¿Qué balance harías de tu labor como emprendedor?

Difícil hacer balance de uno mismo, pero me atrevo a decir que estoy muy satisfecho. Creo que emprendiendo he aportado mi granito de arena a mucha gente y a la sociedad, creando muchos lugares de trabajo y creando valor a muchos clientes. Dicho esto, espero que en esta segunda aventura el balance sea más equilibrado y también me aporte mejores resultados a nivel individual, que también viene bien.

¿Crees que en España a los empresarios se les ofrecen las suficientes facilidades para poner en marcha su negocio?

Creo que España en general tiene un problema de mentalidad que incluso los emprendedores vivimos. Me refiero a que parece que primero vienen los derechos y después los deberes. Muchos emprendedores piensan que por tener un plan de negocios hecho ya deben recibir ayudas financieras de todo tipo o inversiones del estado o de inversores privados. Esto no es así. Hay que demostrar que se puede crear valor, que es un emprendimiento sólido y sostenible, y luego pedir facilidades, ayudas, inversiones… El problema es que en muchos casos una vez se han hecho los deberes no se reciben las facilidades necesarias para seguir creciendo. Es un sinsentido, pero lo siento así. España es un país con un potencial enorme, pero siento que a veces deberíamos darle la vuelta a todo.

 ¿Qué consejo darías a aquellas personas que actualmente desean poner en marcha un negocio?

Que lo expliquen, lo compartan, lo pongan a prueba, le den vueltas… que lo lleven al límite tantas veces como puedan antes de decidir a ponerlo en marcha. Si después de todos estos tests siguen convencidos, les salen las cuentas, tienen el equipo necesario, saben cómo se podrán financiar, como empezarán a venderlo y por dónde… entonces ya están perdiendo tiempo si no lo están poniendo en marcha.

Geniales reflexiones de Francesc, le agradecemos la confianza que nos ha mostrado por compartir su experiencia y opinión sobre la situación actual. Seguiremos publicando experiencias emprendedoras del resto de miembros del equipo de Nubelo!! No os lo perdáis!!!

Podéis contactar con Francesc a través de Linkedin o en twitter @francescfontcot y por supuesto a través de Nubelo!!!